Sin acto, se inauguró el año judicial: “No fue un año fácil”, dijo Mizawak

PODER JUDICIAL

Sin acto, se inauguró el año judicial: “No fue un año fácil”, dijo Mizawak

La presidenta del STJ remitió su discurso por mail a las autoridades. Oficialmente se dijo que el acto se suspendía por el crimen de Micaela García, la joven estudiante universitaria. No habló de los procesos de juicio político, pero dijo que el que pasó “no ha sido un año fácil para el Poder Judicial”. Tampoco mencionó el escándalo de la venta de armas, pero destacó la tarea de “modernización de la oficina de efectos secuestrados”. El discurso completo.

De la Redacción de Página Judicial


Este año no hubo ceremonia ni discurso. La apertura del año judicial se hizo en forma virtual: la presidenta del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Claudia Mizawak, envió copia del que iba a ser su discurso al Poder Ejecutivo, a la Legislatura, al Colegio de Abogados y a la Asociación de Magistrados. La comunicación les llegó vía mail.

Después el discurso se publicó en la página web del Poder Judicial y allí, la presidenta del alto cuerpo admitió que el que pasó “no ha sido un año fácil para el Poder Judicial”, pero expresó “el compromiso del órgano máximo de trabajar en las correcciones que sean necesarias para cumplir con la función social del servicio de justicia” y afirmó que “se está haciendo un importante esfuerzo en concretar los cambios que exigen estos tiempos, y que solo podrán volverse realidad con la colaboración y el involucramiento de todos los agentes. Sin ello la tarea no solo será ardua, sino virtualmente imposible”, remarcó.

Por lo demás, dijo que el alto cuerpo estaba trabajando en un proyecto para reformar la orgánica del Poder Judicial, en sintonía –si se quiere– con el anuncio efectuado por el gobernador Gustavo Bordet, aunque sin dar detalles. Sin embargo, obvió cualquier mención directa y explícita a los procesos de juicio político a Carlos Chiara Díaz –que terminó renunciando– y la propia Mizawak.

Dijo que en el Acuerdo General del 27 de septiembre del año pasado, el alto cuerpo dispuso la conformación de una Comisión de Reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, integrada por el presidente del STJ y un vocal por cada sala. “Ello en base a un informe elaborado por las áreas tecno-administrativas de nuestra institución que a modo referencial enunciaron un catálogo de temas que se consideran susceptibles de reforma”, señaló. Se comprometió a que el proyecto será girado a la Asociación de Magistrados y al Colegio de Abogados “en orden a recibir sus sugerencias” y resaltó “el compromiso del titular del Poder Ejecutivo de que este año será tratado”.

Habló también de la tarea de “modernización de la oficina de efectos secuestrados” que se inició el año pasado, tras el escándalo por la venta de armas que debían estar bajo custodia judicial y que tiene como imputado al perito balístico del STJ, Antonio Vitali.

En ese sentido, dijo que “a partir de los hechos que derivaron en la intervención del Área de Efectos Secuestrados, en mayo de 2016, y sin perjuicio del inicio de sumarios administrativos en orden a determinar responsabilidades de los funcionarios a cargo, se designó un nuevo equipo de trabajo que lleva actualmente una importante modernización y mejora en términos de procedimientos, protocolos de actuación, edilicios y tecnológicos” y remarcó que “se continuó con el trabajo dirigido a ordenar y clasificar todos los objetos existentes en los depósitos (…) Se fijaron protocolos para la recepción, guarda y entrega de efectos secuestrados, implementándose sistemas de seguridad a partir de empaques plásticos y precintos numerados, para garantizar la inviolabilidad e identificación del efecto a lo largo de la cadena de custodia” y “se instaló un sistema de seguridad por cámaras en el sector de planta baja y subsuelo; con un dispositivo de apertura biométrica en la puerta de acceso”. También “se habilitó un sistema informático para el registro de ingreso y egreso de efectos, con el fin de permitir su seguimiento desde las distintas fiscalías y juzgados”.

Otro proyecto que surge para este año es el expediente digital. Mizawak destacó la puesta en marcha del sistema de notificaciones electrónicas y dijo que el 13 de diciembre del año pasado el STJ envió a la Legislatura un proyecto para la implementación en la justicia provincial de documentos y expedientes electrónicos, firma digital y electrónica, comunicaciones y domicilios electrónicos.

Oficialmente se había resuelto no realizar la ceremonia de apertura del año judicial “ante los luctuosos hechos de público conocimiento ocurridos en la ciudad de Gualeguay.

Los “luctuosos hechos de público conocimiento” son las derivaciones que tuvo el caso del secuestro y asesinato de Micaela García, que puso en el ojo de la tormenta al Poder Judicial en su conjunto y, particularmente, al juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Alfredo Rossi, por haberle concedido la libertad condicional al principal sospechoso del crimen, a pesar de que los informes técnicos lo desaconsejaban.

De ambas cuestiones habló Mizawak en el discurso que se publicó este lunes: sobre la situación del magistrado dijo que el Jurado de Enjuiciamiento “es quien deberá imprimir, en virtud de su autonomía, el trámite de ley y decidir su remoción si correspondiere”; y en cuanto al crimen de la estudiante de Educación Física, señaló que se comunicó con el padre de la joven, como el propio Néstor García ya lo había contado, “expresándole nuestras condolencias, y también mi pesar desde mi lugar de madre y de mujer. Y acaso este dolor, inmenso dolor –que es, sin duda, un dolor de todos– sirva para fortalecer nuestro trabajo en pos de los cambios por los que la sociedad toda lucha y ella activamente participaba”.

Es cierto que no había clima de brindis en tribunales. Pero, más allá de la explicación oficial, la inauguración del año judicial ya venía demorada, teniendo en cuenta que la tradición mandaba que cada año, a mediados de marzo, el presidente del alto cuerpo rindiera cuentas de su gestión.