No hay juicio abreviado para Allende

JUSTICIA Y POLÍTICA

No hay juicio abreviado para Allende

Una publicación periodística sobre un borrador en el que el diputado provincial se declararía culpable en la causa en la que se lo investiga por enriquecimiento ilícito y negocios incompatibles despertó reacciones políticas y jurídicas. Lo cierto es que el legislador está llamado a indagatoria.

Federico Malvasio
De la Redacción de Página Judicial

La cosa no volvería a foja cero porque, en rigor, no se escribió ninguna foja. La divulgación de un bosquejo desató un abanico de especulaciones políticas y judiciales en torno al futuro de José Allende que, por ahora, habrá que guardarlas en un cajón.

Una publicación de Análisis Digital dio cuenta de un borrador en el que el diputado provincial se declararía culpable en la causa en la que se lo investiga por enriquecimiento ilícito y negociaciones incompatibles con la función pública, renunciaría a su banca y entregaría parte de su patrimonio mal habido. El único dato que se confirmó es la jubilación del legislador.

Quien ventiló la lista de los bienes que se entregarían fue el abogado Marcos Rodríguez Allende, de palabra fácil y siempre dispuesto a quedar bien con todos. En tribunales también ventiló la jugada que estaba preparando.

Lo cierto es que ese borrador no fue presentado ante la fiscal Laura Cattáneo por la sencilla razón que el proceso no permite esa medida sin antes tomarle indagatoria al imputado. Allende fue citado para el 23 de febrero.

El juicio abreviado es una alternativa que prevé el sistema y que cualquier fiscal debe ofrecérselo a las partes.

La sola mención de que el juicio abreviado se sustanciaría originó reacciones políticas y jurídicas. El ex senador radical Juan Carlos Arralde, el ex presidente del Colegio de Abogados, Rubén Pagliotto; y el ex secretario de Justicia, Rubén Virué; se manifestaron en contra de esa posibilidad.

Con el correr de los días hubo intercambios entre Cattáneo y la procuradora adjunta Cecilia Goyeneche ante lo que se podía venir, es decir la propuesta de un acuerdo. Fin de la historia.