Maya pidió disculpas a Pañeda por haberla vinculado con la dictadura

REVÉS JUDICIAL

Maya pidió disculpas a Pañeda por haberla vinculado con la dictadura

El ex legislador nacional envió un pedido de disculpas públicas por haber propalado durante años que la jueza Leonor Pañeda había sido funcionaria de la última dictadura cívico-militar en la provincia. Lo hizo en el marco de un acuerdo de conciliación a raíz de que la justicia lo condenara a indemnizar a la magistrada por el daño moral que le provocaron aquellos falsos dichos.

paginajudicial.com

De la Redacción de Página Judicial


Son cosas de la política, habituales en épocas de campaña.

Así se justificó el ex senador nacional Héctor Maya por haber dicho que la vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ) Leonor Pañeda había sido funcionaria de la última dictadura cívico-militar, y por eso le pidió disculpas.

Maya suscribió un acta ante el juez Civil y Comercial Eduardo Federico Planas en el que le pide formalmente disculpas a la magistrada por haberla agraviado: “Todo ello lo efectué sin mala fe y en defensa de los integrantes de la propuesta electoral que representaba; son habituales las críticas en dichos períodos electorales; que mis expresiones en ningún aspecto pretendieron lesionar a la doctora Pañeda y estando ello lejos de mis intenciones, si así fueron interpretadas, deben considerarse como no efectuadas y acompañadas de las respectivas disculpas, dejando en consecuencia a salvo su buen nombre y honor”.

El texto fue enviado a la prensa por allegados al ex legislador nacional en cumplimiento de un acuerdo de conciliación, en el marco de una demanda por daños y perjuicios que promovió Pañeda. El fallo le impuso a Maya el pago de las costas del juicio pero, según pudo saber Página Judicial, la magistrada renunció a la indemnización que había reclamado en concepto de daño moral.

La historia se remonta al año 2011, cuando el Tribunal Electoral de la provincia, presidido por Pañeda, rechazó la oficialización de una lista de candidatos a diputados provinciales encabezada por Maya, en la boleta que llevaba a Alberto Rodríguez Saa como candidato a Presidente.

En desacuerdo con aquella decisión, Maya inició una guerra verbal contra la magistrada, a quien acusó de haber sido funcionaria de la dictadura. Dijo que debía investigarse si Pañeda había sido funcionaria del régimen militar, afirmó que “utilizó el libreto de la dictadura y esto debe ser por sus inicios en la justicia” y promovió un pedido juicio político –que ni siquiera fue considerado en la Cámara de Diputados–.

Pañeda, por su parte, negó la imputación y le pidió a Maya que se rectificara. Según dijo, había ingresado a la administración pública en octubre de 1978 como empleada, con la Categoría 17, que en ese momento era el escalón más bajo del tramo técnico, cumpliendo funciones de asesora legal en un área denominada “Departamento Legislativo del Ministerio de Gobierno, Justicia y Educación”; y que trabajó allí hasta 1992, en que ingresó al Poder Judicial como agente fiscal.

Ante la falta de rectificación, en silencio, Pañeda promovió una demanda por daños y perjuicios contra el ex senador nacional. Por su parte, Maya le respondió con una serie de planteos dilatorios, entre los que se cuenta un intento por apartar al juez de primera instancia mediante una especie de per saltum para que la cuestión pasara directamente al STJ, lo que obviamente no prosperó. Cinco años después, en junio pasado, la justicia terminó dándole la razón a la jueza Pañeda. Así llegó el pedido de disculpas.