La Justicia y la gente

PODER Y SOCIEDAD

La Justicia y la gente

El procurador general es el objetivo de todos quienes esperaban ver al juez Rossi en la hoguera. Mauricio Macri no se privó de hacer su apreciación. Las decodificaciones del gran público y el accionar del Poder Judicial. Las fotos injuriosas que profundizan grietas en un público poco informado de lo que sucede en el Estado.

paginajudicial.com

Federico Malvasio
De la Redacción de Página Judicial



Por estas horas abundan las fotos de Carlos Rossi. También la de su defensor Miguel Ángel Cullen junto a Jorge García, el procurador general, saludándose. La idea es demonizar el momento. Quienes aprovechan la imagen para profundizar sentimientos quizás no sepan que el abogado ha sido un crítico del funcionario.

Las fotos se mezclan con la desilusión y congoja de los padres de Micaela García.

Mauricio Macri también expresó su amargura por el desenlace de las acusaciones que pesaban sobre el juez de Ejecución de Penas. El Presidente se había manifestado cuando apareció el cuerpo de la joven militante luego de días de búsqueda. Fue un sábado en donde, sin demoras, empezaron a llover los anuncios sobre presentaciones de jury que luego se concretaron. Fueron 8. Las peticiones atravesaron a todas las fuerzas políticas y colectivos feministas. El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, pidió ese mismo día y luego de que se viralizara la noticia, que se ponga en caja a Rossi. Como lo estaba reclamando la gente.

Cuando se cayó el jury, los padres de Micaela estuvieron frente al micrófono y dijeron que evaluarían una presentación similar que se hizo contra Rossi, pero ahora sería García el destinatario. Es, en definitiva, lo que está pidiendo la gente.

El procurador general no acusó. Es esto lo que indignó a la gente. Para peor, los fiscales suelen jactarse que su función es acusar. Y así lo suelen hacer, por eso es la figura judicial preferida de los periodistas. Y de la gente.

García no acusó sabiendo que el 98 por ciento de la gente estaría en contra de su decisión. Pero el titular del Ministerio Público Fiscal puso sus convicciones por sobre lo que quiere la gente. En el banquillo, ni siquiera estaba un integrante del organismo que conduce.

Funcionarios judiciales bufaron cuando vieron el tweet del Presidente enojado con los resuelto hace unos días. Y dijeron: “Lo hace para la gente”. Como lo hizo cuando apareció Micaela sin vida.

El femicidio de la joven militante del Movimiento Evita, como sucedió con la desaparición de Fernanda Aguirre, modificaron criterios en la aplicación de la ejecución de la pena. Se restringieron salidas socios-laborales, por ejemplo. Había que darle un mensaje a la gente. El Código Penal de la Nación se modificó al calor de movilizaciones multitudinarias por la desaparición de Axel Blumberg. Fue la peor reforma conocida en décadas. Algo había que hacer. Una respuesta debía tener toda esa gente. Quien esto escribe ha hecho, en alguna oportunidad, una petición para que se restrinja la salida de un interno, pero ha sido en el marco de la norma, no de un populismo punitivo.

Juan Francisco Ramírez Montrull solicitó una prisión domiciliaria a un funcionario municipal por 21 días por la supuesta denuncia a un periodista y el reseteo de su celular, lo que implicaría una obstrucción en la investigación. El elemento de prueba en la causa por amenazas es un audio que por más que se haya borrado de su teléfono, lo debería tener el destinatario. Al otro día de la detención, el fiscal atendió el teléfono y salió al aire con el periodista denunciante. Pero eso la gente no lo sabe. No sabe que se privó a una persona de la libertad por un audio que fue motivo de chascarrillos de quienes han tenido acceso al mismo.

El fiscal sabe que no siempre su función es acusar, como hizo García con Rossi. Pero qué mejor que un periodista denunciado por un funcionario de una gestión que está en mira. Una novela ideal para la gente.

El juez Leandro Ríos no encontró pruebas suficientes para procesar a Emanuel Gainza, pese a que el concejal del PRO reseteó su celular en un momento clave de la investigación por narcotráfico que tiene a Sergio Varisco como el principal procesado por su investidura. Así lo dejó escrito el magistrado en su resolución.

Esta información quizás no está en la gente. Es parte de un expediente que ya pocos comprenden por su complejidad, pero la gente seguramente ya haya dictado sentencia.

Foto: Análisis Digital.