Highton de Nolasco cree que “no da para un juicio político” al juez Rossi

JUSTICIA Y POLÍTICA

Highton de Nolasco cree que “no da para un juicio político” al juez Rossi

La jueza Elena Highton de Nolasco dice que “las personas salen de la cárcel igual o peor que cuando entraron” y cree que el caso del juez Carlos Alfredo Rossi no da para un juicio político. El magistrado enfrenta cinco denuncias ante el Jurado de Enjuiciamiento por haber concedido la libertad condicional al sospechoso del secuestro y homicidio de Micaela García, a pesar de que tenía informes desfavorables.

paginajudicial.com

De la Redacción de Página Judicial


El juez Carlos Alfredo Rossi está en la cuerda floja. Suma cinco denuncias ante el Jurado de Enjuiciamiento y hay una fuerte presión social para su destitución por su decisión de conceder la libertad condicional a quien hoy está sospechado del secuestro y homicidio de Micaela García, la joven estudiante de Educación Física.

Quien habló del tema fue la vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Elena Highton de Nolasco, quien justificó la decisión del juez.

En un reportaje de la periodista Irina Hauser, en el diario Página/12, la jueza admitió que puede pasar “que haya un informe favorable al imputado y que igual suceda algo así, un femicidio”, y consultada específicamente sobre las denuncias que enfrenta el juez Rossi dijo: “No creo que algo así dé lugar, en general, a un planteo de juicio político, pero dependerá del caso y de lo que decidan las autoridades políticas”.

Sebastián Wagner, sospechoso por el secuestro y homicidio de Micaela, había sido condenado a nueve años de prisión por dos violaciones y estaba en libertad condicional desde julio del año pasado, a pesar de que los informes técnicos de profesionales del Servicio Penitenciario lo habían desaconsejado.

En ese sentido, Highton de Nolasco explicó que “esta persona iba a salir en libertad en no mucho tiempo más, un año y medio quizá” y remarcó que “los presos en algún momento salen, y los delitos sexuales tampoco tienen penas tan elevadas. El problema es que las personas salen de la cárcel igual o peor que cuando entraron. Porque no hay un sistema mínimo de capacitación. Habría que hacer capacitación en género en las cárceles, pero además debería haber algo específico para los presos por delitos sexuales. Y cuando son personas con una patología, abordarla. Hay que hacer un intento. Las cárceles no son para tirar a la gente ahí dentro. Pero en los penales no hay ningún tipo de tratamiento para estos casos”, reconoció la jueza de la Corte Suprema.

En otro tramo de la entrevista, la jueza reconoció que “el sistema judicial sigue siendo machista” y advirtió que “no sólo son machistas los varones, las mujeres también; hay una cultura patriarcal”. Ello a pesar de que la Corte Suprema ha realizado cursos de capacitación para los jueces en materia de género, según dijo.