Giorgio no llega al STJ desde el cielo

JUSTICIA

Giorgio no llega al STJ desde el cielo

El magistrado que reemplazará a Chiara Díaz tiene relación con uno de los principales cuadros políticos de Concordia. La elección del candidato cuenta con el beneplácito de toda la comunidad política y judicial. Un repaso con lo que se ha dicho en torno al Iosper puede despejar el interés del Poder Ejecutivo para cambiar la conformación en la Sala Penal.

Federico Malvasio
De la Redacción de Página Judicial



Miguel Ángel Giorgio deberá presentarse ante los senadores. Previamente su pliego será revisado en la Comisión de Acuerdos y Asuntos Constitucionales. En ninguno de los casos el magistrado oriundo de Concordia tendrá inconvenientes para asumir en la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia (STJ).

Giorgio fue propuesto por Gustavo Bordet y su nombre contó con el beneplácito de toda la oposición, la comunidad judicial y el foro local. Un aplauso cerrado para el Gobernador que logró todo esto en horas.

La formación y el bajo perfil del concordiense que en la actualidad se desempeña como vocal de la Cámara de Casación Penal en Paraná son las principales atribuciones que se le conoce. No es poco. Integrantes del alto cuerpo tuvieron que formarse cumpliendo funciones ahí mismo.

Decir que Giorgio no tiene nada que ver con la política, otras de las supuestas cualidades que se le atribuye, es de una inocencia supina. Pero más inocente es creer que al STJ o a manejar una Procuración General se llega sólo con un portafolio de papeles acreditando capacitación y experiencia.

El flamante vocal del Sala Penal y de Asuntos Constitucionales que ocupará el vocal que dejó Carlos Chiara Díaz tiene relación con Hernán Orduna, uno de los cuadros políticos más importantes que dio Concordia y de buena relación con la dirigencia local, incluyendo el mandatario. Fue intendente, ministro de Gobierno y se desempeñó en la CARU durante el gobierno de Cristina Kirchner.

En la audiencia del 30 de noviembre de 2010 - a la que Página Judicial tuvo acceso -, Giorgio respondió preguntas de senadores con motivo de tener acuerdo para la Cámara de Apelaciones de Paraná. Allí el concordiense en tres oportunidades hizo referencia a su relación con el dirigente peronista. “Solía dialogar con Orduna, que era ministro de Gobierno y Justicia durante la Gobernación del doctor Busti y él estaba muy preocupado con el tema de la policía judicial, de la policía científica, ya que esta es la que garantiza el ochenta por ciento del éxito de la investigación”…. “En esa época me acuerdo que el ingeniero Orduna dotó de medios al gabinete criminalístico de Concordia”.

Giorgio esto no lo niega ni lo esconde. En una entrevista, luego de ser el elegido para el STJ, ratificó la relación con su coterráneo.

El Iosper

Es interesante leer lo que se ha dicho en torno al Instituto de Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper). Las demandas a la obra social del Estado es –según su presidente Fernando Cañete – uno de los peores karmas para las arcas de la administración provincial. Cuando se lo consultó al respecto, dijo: “En primera instancia, todos los fallos son contrarios al Iosper. Y en el Superior Tribunal, con la anterior conformación, también teníamos todo en contra”. Se refirió a la Sala Penal que integraba Chiara Díaz. Días antes, el ahora ex vocal, ante los diputados que lo acusaban, protestó por qué se le endilgaba permeabilidad ante los amparos contra el Iosper.

Bordet, ante la Asamblea Legislativa, se refirió en dos oportunidades. La primera cuando se comprometió a reponer los dos puntos de los aportes patronales que fueron quitados en 1995. La segunda cuando dijo que “es de esperar que definitivamente se termine la industria del juicio a través de recursos de amparos que sistemáticamente son rechazados de manera inconcebible, y que de seguir esta situación provocarán el quebranto de nuestra obra social entrerriana”.

No siempre las cuestiones penales son las que inquietan a la política.