Gainza negó haber comprado droga

NARCOTRÁFICO

Gainza negó haber comprado droga

El concejal Emanuel Gainza declaró en la causa donde se investiga su presunta vinculación con una banda dedicada a la venta de cocaína. En su indagatoria, a la que accedió Página Judicial, admitió que conoce a Daniel Celis por actividades políticas, pero negó cualquier tipo de relación con el narcotráfico. “Jamás en mi vida compré cocaína, para ningún fin; jamás lo hice, jamás consumí cocaína, nunca vi cocaína”, aseguró.

paginajudicial.com

Juan Cruz Varela
De la Redacción de Página Judicial



“No hay nadie más interesado en que esto pueda dilucidarse y que cada uno tenga las responsabilidades que le corresponden en función de su accionar”. Las palabras del concejal Emanuel Gainza (Cambiemos), más allá de un implícito clamor de inocencia, buscan tomar distancia de la situación del resto de los implicados en el escándalo que involucra a funcionarios municipales con el narcotráfico.

De acuerdo con la imputación, en los días posteriores al 20 de abril Gainza habría adquirido un kilo de cocaína a un valor de 150.000 pesos para distribuirlos en Paraná y Concordia, de acuerdo con lo declarado por Luciana Lemos, la pareja de Daniel Tavi Celis.

Sumado a ello, el nombre del edil había aparecido en un cuaderno hallado en la casa de Lemos, en calle Don Segundo Sombra, el 2 de mayo pasado, cuando policías federales realizaron un allanamiento en el que encontraron 3,493 kilos de cocaína. En esas anotaciones, aparecen mencionados los nombres del intendente Sergio Varisco, el concejal Pablo Hernández, la ex policía provincial Griselda Bordeira –todos ellos procesados– y Gainza. En el caso de Gainza, su nombre está seguido de una letra “Ch”, que respondería al nombre en clave de “Chino”, enmarcada con un círculo y una operación matemática: “1 x 150 Pagado”.

El edil declaró por espacio de dos horas ante el juez Leandro Ríos y el fiscal Carlos García Escalada, negó cualquier vinculación con la banda narcocriminal y rechazó la acusación: “Jamás en mi vida compré cocaína, para ningún fin; jamás lo hice, jamás consumí cocaína, nunca vi cocaína”, aseguró el edil ante una pregunta.

Del mismo modo, dijo desconocer y que no le consta que hubiera un “acuerdo comercial ilícito” entre el intendente Varisco y Celis.

No obstante, admitió que conoció a Celis durante la campaña electoral del año 2015, a instancias de Pablo Hernández, que integraba la lista de candidatos a concejales. “Parte de mi rol encabezando la lista de concejales, era participar muy activamente en las actividades de la campaña, hubo muchísimas recorridas, puerta a puerta, actos y en ese marco conocí a Celis, como a otros referentes barriales”, explicó. En ese marco, conoció a los integrantes “del grupo político de Celis (…) que se ocupaba del desarrollo territorial de las zonas de San Agustín y zonas aledañas”. Entre ellos, mencionó a Cristian Silva y Alan Nicolás Viola, lugartenientes de Celis, y detenidos por narcotráfico. También admitió que conoció a Fernanda Orundes Ayala, ex pareja del narcotraficante preso, porque “coordinaba el grupo de mujeres y actividades solidarias y estaba presente en todas las actividades de campaña de la zona”.

Sin embargo, aclaró que “una vez concluida la compaña nosotros no tuvimos más actividades proselitistas y la parte que yo me ocupo de la gestión” y no volvió a tener contacto con ninguno de ellos, aseguró.

Respecto de Luciana Lemos, dijo que no la conoce; a pesar de que en su teléfono celular quedó registrada una llamada que la mujer le hizo el 25 de abril de 2018 a las 10:58:35 de la mañana, que no fue respondida. “Puede ser una llamada perdida como muchas que tengo; generalmente, cuando el teléfono no está agendado, ni yo ni nadie de mi equipo lo atiende; y en ese momento en particular estábamos en una conferencia de prensa en la casa de La Costa”, dijo el edil, y aportó fotografías que lo respaldaban.

Un dato que llamó la atención del juez fue que en el teléfono celular de Gainza no existían registros de llamadas ni mensajes, entre el 3 de marzo y el 17 de mayo de 2018, a excepción de tres chats grupales. Gainza explicó que eso se debe a que hizo una actualización del aparato y el sistema de mensajería de WhatsApp no reconoció los números agendados en las cuentas, por lo que perdió las conversaciones, pero ofreció que se periten los teléfonos de sus asesores.

“Es una casualidad, además, no sabía que tenía relevancia no poder actualizar o recuperar el back-up de mi celular al momento de hacer la actualización; no sabía que estaba citado como testigo o que podía ser relevante la información (…) Jamás hubiera actualizado el back-up del sistema operativo si hubiera sabido que tenía relevancia para la investigación”, aseguró en otro tramo de su declaración.

El 27 de abril es un día clave en esta historia. Luciana Lemos aseguró haber estado en el Palacio Municipal durante la mañana y la tarde y que mantuvo reuniones con el concejal Hernández y la policía provincial Bordeira. Gainza, según dijo, no estuvo en su despacho ese día. “Quiero dejar constancia que estábamos haciendo tareas en otros lados”, señaló el edil. ¿Dónde? Fue a recibir al ministro Pablo Avelluto, con quien compartió actividades durante la tarde y la noche.

Por su parte, el abogado Humberto Franchi, defensor de Gainza, aseguró que el edil “ha descartado todo tipo de responsabilidad” con el hecho que se le imputa y ante la consulta de los periodistas que lo esperaban a la salida de los tribunales resaltó que “las declaraciones de Lemos corren por cuenta y orden de Lemos, es ella quien lo ha referido”, en referencia a que hubiera comprado un kilo de cocaína y las menciones en los cuadernos hallados en su casa.

Como se dijo, Gainza aportó documentación en papel y soporte digital y mensajes de WhatsApp sobre sus actividades; como también propuso testigos, entre ellos, al diputado Esteban Vitor, que podrían certificar sus manifestaciones, se indicó a Página Judicial.

El edil, por su parte, dijo estar “a disposición de la justicia” y planteó que luego de su declaración “es momento para que se expida la justicia; hay que dejar actuar a otro poder, que se investigue, que se pueda transparentar y que se eche luz sobre esta situación”.

En cuanto a su situación en el Concejo Deliberante, a partir del pedido de licencia, sostuvo que esperará a que el juez Ríos resuelva su situación procesal, es decir, si lo procesa, le dicta el sobreseimiento o la falta de mérito, para tomar una determinación.

El magistrado tiene diez días hábiles para resolver, por lo que podría hacerlo después de la feria judicial. Mientras tanto, Gainza permanecerá en libertad, pero se le impusieron reglas de conducta, entre ellas, la prohibición de salir del país, notificar al juzgado si tiene que ausentarse de la ciudad por más de tres días y la obligación de presentarse una vez por semana. Su defensor había presentado una eximición de prisión.