La fiscal discriminadora va al Senado y allí se verá su suerte

JUSTICIA Y POLÍTICA

La fiscal discriminadora va al Senado y allí se verá su suerte

Eugenia Ester Molina deberá enfrentar en los próximos días a los senadores, quienes evaluarán su pliego. Será una situación incómoda, luego de que se conociera un duro dictamen del Inadi por sus escandalosas expresiones en su perfil de Facebook. Según supo Página Judicial se le inició un sumario administrativo en el seno de la Procuración, quien designó a la doctora. ¿Qué sucede si el Senado finalmente le presta acuerdo? ¿Cuál sería el procedimiento si cualquier ciudadana quiere que sea juzgada por su conducta?

Federico Malvasio
De la Redacción de Página Judicial



¿Qué hacer con Eugenia Ester Molina? El jueves, a las 11, será la audiencia pública por su fiscalía auxiliar en Federal.

Molina deberá revalidar en el Senado un cargo que se le otorgó en el seno del Ministerio Público Fiscal, pero que, por insistencia del vocal del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón, ahora debe tener el acuerdo sanatorial. Las fiscalías auxiliares son cargos que se incorporaron hace muy poco al Consejo de la Magistratura. Fue uno de los errores de la Convención Constituyente no haber previsto la implementación del nuevo sistema acusatorio que se llevaría adelante el año siguiente (2009). Lo cierto es que desde la Procuración General se decidió, a modo de enmienda, hacer concursos internos de tal manera que el secretario de juzgado se convirtiera en fiscal auxiliar. Fueron evaluados de la siguiente manera: camaristas de Paraná tomaron examen a los candidatos de la costa del Uruguay y viceversa. Luego la nueva figura se incorporó a la ley del Consejo de la Magistratura. A partir del año que viene se empezarán a concursar en el organismo pertinente.

La próxima audiencia en el Senado tendrá a Molina frente a los integrantes de la Comisión de Asuntos Constitucionales. La mujer que se desempeña en Federal fue denunciada en el Inadi luego de sincerar sus pensamientos en su perfil de Facebook. ¿Qué dijo la doctora? “Hay una gran diferencia entre lo que es una persona de color y un negro de mierda”; “Hijo de Don Piketero y Doña Planera, nieto de Peronia y alumno de Baradel. En una palabra, está frito el pibe”.

El diputado Alejandro Bahler la denunció y el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo dejó en manos de la Justicia su conducta. En un dictamen impecable puso de relieve los conflictos en torno al derecho de la libertad de expresión como derecho absoluto y cuestionó con jurisprudencia internacional el nivel de discriminación en el que incurrió la fiscal.

En la Procuración se le inició un sumario administrativo, según supo Página Judicial. Pero la suerte de Molina quedó atada a la decisión que tomen los legisladores en los próximos días. Qué sucedería si el Senado, finalmente, le presta acuerdo a la doctora. El pliego será remitido al gobernador Gustavo Bordet, según el procedimiento constitucional. Pero sucede que Molina fue designada por el Ministerio Público Fiscal.

La Constitución determina claramente a quienes comprende el Jurado de Enjuiciamiento. No está allí la figura de fiscal auxiliar.

Se deberá esperar qué deciden los senadores y qué surge del sumario administrativo.