En el Senado cuestionaron las diferencias en el Poder Judicial

JUSTICIA Y POLÍTICA

En el Senado cuestionaron las diferencias en el Poder Judicial

Desde el Poder Legislativo se manifestó malestar por las internas que terminaron dejando en stand by un organismo de importancia en la estructura de la Justicia. Se trata de la Cámara de Casación Penal de Concordia, cuyo funcionamiento se frenó cuando se pusieron los nombres de los integrantes sobre la mesa. Quiénes estaban en contra de la creación de la Cámara y quienes a favor. Qué sucedió tras la salida de Chiara Díaz y el ascenso de Castrillón.

Federico Malvasio
De la Redacción de Página Judicial



Ángel Giano puso en palabras, y frente a un micrófono, lo que la comunidad judicial sabe y lo que en Pagina Judicial se ha descripto hasta el cansancio. Las internas en el Poder Judicial afectan el servicio de justicia. Y es una vergüenza.

El último capítulo de esta saga fue la puesta en marcha de la Cámara de Casación Penal de Concordia, organismo que quedó en stand by tras la polémica que se generó por su integración interina. No hubo acuerdo con la terna, no hay sala.

“Las diferencias en el Poder Judicial, en realidad en el Superior Tribunal de Justicia (STJ), impidieron que la Cámara de Casación Penal de Concordia funcione”, se quejó el senador por Concordia, que se encargó de remarcar que la misma está creada por ley desde el 2011.

El legislador por el justicialismo, que suele hablar con autoridades judiciales en el marco de la gestión, repasó los encuentros que mantuvo por este tema y con los inconvenientes con los que se topó.

“En su momento la composición de la Sala Penal con (Claudia) Mizawak y (Carlos) Chiara Díaz se oponía a la creación de la Cámara. También el procurador Jorge García se oponía. Por lo tanto no se avanzaba en la puesta en marcha y se aducía que con dos cámaras de casación (una en Concordia y la otra la de Paraná) se generaban diferencias de jurisprudencia en la interpretación de los hechos”, señaló en una entrevista en el programa Cinco Esquinas que se emite por FM Costa Paraná.

Y destacó: “En cambio, todo cambió cuando llegó Emilio Castrillón a la presidencia del STJ y se va Chiara Díaz. Con la llegada de Miguel Ángel Giorgio se inclinó la balanza en la Sala Penal”. Esto hizo posible que se avance.

Giano también reconoció que Gustavo Bordet y el Colegio de Abogados de Entre Ríos estaban de acuerdo con la puesta en marcha de la Cámara. Y se mostró provocador: “Por un lado estaba creada por ley y hay que cumplir la ley. Por otro lado está la necesidad de mejorar el servicio de justicia”. El senador lamentó que la Cámara esté fuera de funcionamiento, lo que provoca que abogados de ocho departamentos tengan que viajar a Paraná cuando se casan las sentencias. “Esto también produce un atraso en la Cámara de Casación de Paraná”, opinó el presidente de la bancada mayoritaria.

Carubia y Giorgio, la mayoría en la Sala Penal, no sólo están de acuerdo con la creación de la Cámara de Casación en su ciudad natal, sino que la semana pasada fueron quienes propusieron al penalista Guillermo Mulet, lo que generó la polémica y todo volvió a foja cero. Mizawak proponía a Julio Federik, que tenía el visto bueno del Gobierno.

Giano insiste con la idea de avanzar con la puesta en marcha del organismo hasta tanto se dé por finalizado el concurso del Consejo de la Magistratura y el acuerdo senatorial de quienes surjan de la terna “y no esperar dos años más para que empiece a funcionar”.

El Cámara de Casación Penal de Concordia es competente para entender en las causas penales provenientes de las jurisdicciones de Federación, Concordia, Colón, Uruguay, Gualeguaychú, Tala, Villaguay, San Salvador, Federal e Islas.