El traslado de un juez demoraría la apertura del Tribunal Oral Federal

CONCEPCIÓN DEL URUGUAY

El traslado de un juez demoraría la apertura del Tribunal Oral Federal

El juez Juan Manuel Iglesias fue autorizado a asumir en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Resistencia y dejará una vacante en el tribunal de juicios de Concepción del Uruguay, cuya habilitación había sido solicitada hace algunas semanas por el Consejo de la Magistratura. Esta novedad podría generar una nueva dilación en la apertura de la nueva estructura en la provincia.

paginajudicial.com

Juan Cruz Varela
De la Redacción de Página Judicial



El Presidente Mauricio Macri hizo lugar al pedido efectuado por el juez Juan Manuel Iglesias, del Tribunal Oral Federal de Concepción del Uruguay, para desempeñarse en la provincia de Chaco. Esta novedad podría generar una nueva dilación en la apertura de la nueva estructura, cuya habilitación ya fue solicitada por el Consejo de la Magistratura.

El “traslado” del juez fue habilitado a través del Decreto Número 875, publicado este martes en el Boletín Oficial, con la firma de Macri y del ministro de Justicia, Germán Garavano. El magistrado, entonces, ejercerá en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Resistencia, donde ya se venía desempeñando desde mayo del año pasado.

El juez Iglesias lo había solicitado al Consejo de la Magistratura bajo el argumento de que su familia se instalaría en la República del Paraguay. Sin embargo, el tema fue objeto de un intenso debate en el organismo encargado de la selección de magistrados, básicamente, porque quedaría vacante su vocalía en el tribunal entrerriano, el cual está próximo a ser habilitado, y la Corte Suprema de Justicia de la Nación no habilita tribunales cuando no cuentan con sus titulares. El pedido de Iglesias fue aprobado el 29 de junio, pero con el voto negativo de los consejeros Rodolfo Tailhade, Gabriela Vázquez y María Virginia García.

De hecho, el pedido para la habilitación y apertura del nuevo tribunal oral fue solicitado hace algunas semanas por la presidenta del Consejo de la Magistratura, Adriana Donato, ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, luego de que finalizaran las obras de refacción y adecuación del edificio de la justicia federal.

El “traslado” de jueces de una jurisdicción a otra está previsto por el Consejo de la Magistratura. Los magistrados podrán solicitar su traslado a otro tribunal que se encuentre vacante cuando “no se haya resuelto la convocatoria a un concurso público de antecedentes y oposición para cubrir el cargo (…) condición que no regirá cuando se trate de un mismo tribunal colegiado”, establece el artículo 1 inciso a) del Reglamento de Traslado de Jueces del organismo, en el que se apoyó Iglesias.

Iglesias, correntino de Mercedes, de 43 años, había sido designado en septiembre de 2015, mediante el Decreto Número 1.996, firmado por Cristina Fernández. Egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y docente universitario, hasta ese momento venía desempeñándose como juez del Tribunal Oral Penal de su ciudad; antes fue secretario de un juzgado de San Isidro, fiscal y juez de cámara en Corrientes. En 2011, fue objeto de amenazas, junto con otros tres magistrados, que se vincularon con una investigación por el crimen en un ritual satánico de un niño de 12 años, por el que siete personas terminaron condenadas a penas de prisión perpetua en la provincia.

Su traslado sin haber asumido generará inevitablemente una nueva vacante y la casi segura demora en la apertura del tribunal de Concepción del Uruguay. Esto impactará en la administración de justicia por la acumulación de causas en el tribunal de juicios de Paraná.