El narcochofer de Urribarri fue cesanteado

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

El narcochofer de Urribarri fue cesanteado

Se trata de Marcelo Acosta, a quien Urribarri lo había afectado como chofer de la Secretaría Privada de la Gobernación. Antes se había estado afectado al Ministerio de Desarrollo Social. La Fiscalía de Estado entendió que “el comportamiento de los agentes públicos implica cumplir sus funciones con profesionalidad, eficiencia, ética imparcial, adoptar la conducta debida, la que se merece la sociedad demandante”.

Federico Malvasio
De la Redacción de Página Judicial



Marcelo Alejandro Acosta, cuyo nombre tomó estado público cuando cayó preso por transportar 20 kilos de cocaína, fue cesanteado en la administración pública. Al narcochofer, que supo manejar el auto del ex gobernador Sergio Urribarri, se le había iniciado un sumario por haberse ausentado de su trabajo en el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, pero no fue ese el caso por el cual el Estado decidió dejarlo cesante, sino la causa penal por narcotráfico que tramita en la Justicia Federal de Rosario.

Así lo explica el decreto al que tuvo acceso Página Judicial. La Fiscalía de Estado acudió al siguiente argumento: “El comportamiento de los agentes públicos implica cumplir sus funciones con profesionalidad, eficiencia, ética imparcial, adoptar la conducta debida, la que se merece la sociedad demandante de servicios, de obras, de derechos que efectivamente se concreten; cada una de las responsabilidades a la que está sujeto el personal público (penal, disciplinaria, civil, y en algunos supuestos políticos), protege distintos bienes jurídicos y tiene objetivos diferentes, en consecuencia deben respetarse sus ámbitos de aplicación, sus procedimientos y procesos”. Más adelante, repasa la investigación penal (por el caso de narcotráfico) y administrativa (pos sus ausencias en Desarrollo Social) narradas en el Legajo 158.242 y dispone la cesantía. La firma del decreto lleva la firma de Gustavo Bordet y la ministra Laura Stratta.

Peregrinar

Acosta, chofer oficial del gobierno de Entre Ríos, fue detenido el 13 de mayo de 2014 luego de una serie de allanamientos realizados en San Lorenzo, Rosario, Funes y Roldán, en Santa Fe. Las investigaciones en torno a la banda de Rosario con conexiones en Paraná se iniciaron en El Dorado, Misiones, y fue bautizada como “Operativo Lagarto”, debido a que ese es el apodo de Víctor Hugo Grgicevic, también detenido en el caso.

La primera tarea de Acosta al servicio de Urribarri fue en la vivienda que el entonces gobernador compartió en Paraná junto a su familia en sus inicios al frente del Poder Ejecutivo. Allí ofició como jefe de mantenimiento de su residencia oficial.

Luego fue afectado a la Dirección General de Información Pública (luego Ministerio de Cultura y Comunicación) y, finalmente, el entonces mandatario lo designó como chofer de la Secretaría Privada de la Gobernación.

Acosta permanece detenido. En noviembre de 2014 fue trasladado desde la cárcel de Ezeiza a una colonia penal de Santiago del Estero.