El Ministerio de Salud también investiga a la Droguería Torner

PARANÁ

El Ministerio de Salud también investiga a la Droguería Torner

La justicia federal investiga una millonaria evasión impositiva que habrían realizado familiares de la ex concejal paranaense Adriana Torner. Ahora se supo que también el Ministerio de Salud, a cargo de Sonia Velazquez, dispuso realizar un sumario administrativo para determinar si hubo irregularidades en el acopio y venta de los remedios y que podría derivar en una denuncia penal por delitos contra la salud pública.

paginajudicial.com

Juan Cruz Varela


Tras el impactante hallazgo de una millonaria suma de dinero y medicamentos en un galpón perteneciente a la familia de la ex concejal paranaense Adriana Torner, el Ministerio de Salud de la provincia inició un sumario administrativo para determinar si hubo irregularidades en el acopio y venta de los remedios por parte de la droguería y si existe responsabilidad penal por parte de los responsables.

El jueves, en un allanamiento realizado en un galpón ubicado en calle 9 de Julio 593, a pocos metros de Feliciano, se encontraron miles de medicamentos, algunos de venta libre, otros que se venden bajo receta y algunos que solo se pueden comercializar bajo receta archivada –aquellos que por sus principios activos presentan cierto riesgo a la hora de suministrarlos, como los antidepresivos, por ejemplo–. No había psicotrópicos, se aclaró.

Ello a pesar de que la “Droguería Marcos Benito Torner”, propiedad del hermano de la ex edil, tenía vencida la habilitación para comercializar medicamentos.

La droguería había sido habilitada mediante la Resolución Número 87/09 de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat). Se cree que estuvo activa hasta 2014, pero que la cadena de distribución de medicamentos continuó más allá de ese período y que la evasión por esas actividades no declaradas durante los períodos 2015, 2016 y 2017 rondaría los 12 millones de pesos. La maniobra tendría como protagonista a Aron Torner, el padre de la ex concejal, de 84 años, que se presume era quien realizaba operaciones de compra y venta de medicamentos en forma ilegal; pero también alcanzaría a Marcos Torner.

Ahora también el Ministerio de Salud de la provincia inició un sumario administrativo para determinar posibles irregularidades en la comercialización de remedios en que podrían haber incurrido el propietario y la directora técnica de la droguería; y eso podría derivar en una denuncia penal por la posible comisión de delitos contra la salud pública, por la venta, distribución o almacenamiento de sustancias medicinales, que prevé penas de hasta diez años de prisión y multas por 200 mil pesos.

“No había droguería; ese negocio no tenía habilitación del Ministerio de Salud ni de la Anmat y estaba acopiando medicamentos en forma clandestina”, resaltó Germán Coronel, director de Asuntos Jurídicos de la cartera sanitaria.

En el lugar, como se dijo, se encontraron miles de medicamentos de venta libre o bajo receta, que el sábado a la madrugada, luego de que se hiciera un inventario completo, fueron retirados en seis camiones de Gendarmería y trasladados hasta un lugar donde quedarán a resguardo hasta que se disponga qué hacer con ellos.

En el procedimiento del jueves intervino también personal del Departamento Integral de Medicamentos del Ministerio de Salud, que fue convocado cuando se hallaron distintos tipos de fármacos. En principio, se presume que los remedios no están aptos para ser entregados a pacientes y, seguramente, serán desechados. ¿El motivo? Las pésimas condiciones ambientales en que fueron hallados: el desorden, la suciedad y la humedad que reinaban en el lugar pudieron haber afectado las características de los medicamentos, alterando el efecto que se espera de ellos; había cajas en el piso, cuando las normas indican que deben estar separadas al menos diez centímetros y los remedios encima de un palet o estante; también se desconoce la procedencia de los remedios y que se haya respetado la cadena de frío, entre otras irregularidades que quedaron asentadas en el informe que los profesionales de la cartera sanitaria le entregaron al juez.

Del mismo modo, se remitirá un informe a las autoridades del Ministerio de Salud, que encabeza Sonia Velazquez, “y ya se dispuso iniciar un sumario administrativo para determinar el hecho, qué hacer con los medicamentos y establecer posibles responsabilidades penales, porque si se detecta que puede haber un delito, como funcionarios públicos, estamos obligados a ponerlo en conocimiento del juez”, subrayó Coronel, aunque aclaró que “todavía sería aventurado adelantar lo que pueda ocurrir”.

Fuente: Página Judicial y El Diario.