El Gobierno propuso a Aranguren para la Cámara Federal de Paraná

JUSTICIA FEDERAL

El Gobierno propuso a Aranguren para la Cámara Federal de Paraná

El Ministerio de Justicia de la Nación envió el pliego de Beatriz Estela Aranguren para ocupar el cargo de jueza de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná, según pudo saber Página Judicial. Se trata de la vacante más antigua que tiene la jurisdicción. La postulación supone el fin de una interminable saga de negociaciones entre el oficialismo y la oposición, tanto a nivel nacional como provincial.

Juan Cruz Varela
De la Redacción de Página Judicial



“Tengo el agrado de dirigirme a vuestra honorabilidad para solicitar el acuerdo correspondiente a fin de posibilitar la designación (…) de la vocal de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná, provincia de Entre Ríos, doctora Beatriz Estela Aranguren”.

El presidente Mauricio Macri y el ministro Germán Garavano remitieron el viernes 21 de julio el pliego de Aranguren, solicitando a la Cámara de Senadores el acuerdo para la cobertura de la vacante más antigua que presenta la Justicia Federal en Entre Ríos; y este lunes el pedido de acuerdo fue girado a la Comisión de Acuerdos, que integra, entre otros, el entrerriano Pedro Guillermo Guastavino (PJ).

De esta forma, Aranguren le ganó la pulseada a Aldo Alurralde y Edgardo Daniel Alonso, los otros integrantes de la terna que había enviado el Consejo de la Magistratura, luego de una interminable saga de negociaciones políticas que se sucedieron en los últimos meses. Su postulación supone también un triunfo de la dirigencia provincial de Cambiemos, por haber torcido las operaciones urdidas por hombres del peronismo entrerriano (y santafesino, por vía del dirigente massista Oscar Cachi Martínez) en favor de los otros dos postulantes.

El trámite del concurso tampoco estuvo exento de curiosidades.

Aranguren había quedado en primer lugar en la terna elaborada por el Consejo de la Magistratura. En realidad, luego de haber atravesado las instancias de antecedentes y oposición, la Comisión de Selección de Magistrados había calificado a Alurralde con 148 puntos, Alonso tuvo 147,70 puntos y Aranguren recibió 142,75 puntos, como los mejores calificados entre los diez postulantes que llegaron hasta esa instancia.

Sin embargo, tras la entrevista personal con los candidatos, la comisión destacó el desempeño de Aranguren, por sobre Alurralde y Alonso, “ya que respondió categóricamente y de manera muy solvente con cita de jurisprudencia y haciendo gala (…) de una formación sólida y de un razonamiento jurídico preciso, puntual y con una lógica de decisión perfectamente internalizada y suficientemente explicada”. De allí el orden que se le dio a la terna.

A partir de ahora, el Senado deberá publicar los antecedentes de la postulante para que los ciudadanos puedan ejercer el derecho “a observar las calidades y méritos” y efectuar adhesiones e impugnaciones; y luego convocará a una audiencia pública.

Esta instancia, sin embargo, podría tener sus bemoles, sobre todo por el malestar que le han expresado los senadores peronistas, que detentan la mayoría, porque el Gobierno no los participa de las “negociaciones” a la hora de elegir a los postulantes.

En caso de no sufrir ningún traspié, Aranguren cubrirá la vacante que dejara Gabriel Chausvosky, cuya renuncia fue aceptada a partir del 1 de noviembre de 2010. El prestigioso magistrado –que falleció el 5 de diciembre de ese año– ocupó el cargo durante 26 años, tras el retorno de la democracia, con un fuerte compromiso por los derechos humanos y de las personas migrantes. En su lugar fueron designados Gustavo Ibáñez y luego Alonso, éste último desde noviembre de 2011.

Aranguren nació el 15 de junio de 1963 en la ciudad de Neuquén, tiene 54 años, y egresó como abogada de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) el 16 de mayo de 1991. Para entonces ya llevaba tres años trabajando en el Poder Judicial: hizo carrera como auxiliar y relatora.

Es titular del Juzgado Federal Número 2 de Concepción del Uruguay desde el 15 de agosto de 2008, luego de desempeñarse durante 16 años como secretaria del mismo juzgado. Fue designada por la presidenta Cristina Fernández. También ejerció la docencia en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU) y tiene publicaciones en libros y revistas especializadas.