El Consejo de la Magistratura, en sintonía con la nueva era

JUSTICIA Y POLÍTICA

El Consejo de la Magistratura, en sintonía con la nueva era

El organismo que evalúa a quienes pretenden integrar el Poder Judicial fue copado por representantes de sectores que hasta el presente no habían tenido un lugar en el cuerpo colegiado. Quiénes juraron hace unos días para integrar el Consejo y sus relaciones con la política y la comunidad judicial.

paginajudicial.com

Federico Malvasio
De la Redacción de Página Judicial



La noticia pasó inadvertida. El acto institucional fue divulgado oficialmente. No mereció otra repercusión en la prensa más que la información protocolar.

Hace 10 días, en rigor el 3 del corriente, juraron ocho nuevos integrantes del Consejo de la Magistratura de Entre Ríos, el organismo que evalúa mediante concursos a quienes pretenden ingresar al Poder Judicial. Lo hace a partir de la evaluación de antecedentes, un examen de carácter técnico y una entrevista ante un jurado representado por diferentes instituciones. Por orden de puntaje se constituyen ternas vinculantes para que luego sea el Poder Ejecutivo el que designe con acuerdo senatorial.

Los consejeros que juraron hace unos días son: Daniel Beltrame por el Colegio de Abogados de Entre Ríos; Mariela Cozzi por la Asociación Judicial de Entre Ríos; Mariano Churruarín por la Universidad Nacional del Litoral; Rodrigo Devinar por la Universidad Católica Argentina; Patricia Popelka por las organizaciones no gubernamentales; Alberto Welp por la Asociación de Magistrados; Cecilia Goyeneche también por la Asociación de Magistrados y Rodolfo Parente por el Colegio de Abogados.

El dato más gravitante es que por primera vez, en el estamento de organizaciones no gubernamentales, la representación sea un miembro del Consejo Empresario de Entre Ríos (CEER), a través de Popelka. La protesorera de la entidad empresaria fue elegida en la asamblea de la sociedad civil. Su suplente es Alfredo Bel de Federación Agraria (FAA).

Es la primera vez que el CEER tendrá un lugar en el organismo judicial. Una foto perfecta para los tiempos que corren y que bien pueden mirarse en el espejo de la designación de Carlos Rosenkrantz, un academicista cuyo buffet tiene como clientes a las principales empresas de las Argentina y su llegada a la conducción del máximo órgano de justicia del país fue a instancia de Mauricio Macri.

La flamante consejera consideró en una reciente entrevista que “la batalla contra la corrupción es un factor determinante”. Y agregó: “Desde el Consejo Empresario consideramos que es una batalla que hay que dar y el costo lo vale”. Sus palabras son estimulantes. En la provincia y en el país se está escribiendo en expedientes lo que era de público conocimiento. Su entidad, para no ir tan lejos, podría dar explicaciones sobre su presidente, Juan Diego Etchevehere, acusado de haber vaciado Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER), editora de El Diario de Paraná, que en el mes de mayo despidió a 79 trabajadores incumpliendo las leyes laborales. ¿A propósito, su suplente, tendrá algo para decir de los 20 despidos, también por fuera de la ley, que se ejecutaron en la Secretaría de Agricultura Familiar con sede en Entre Ríos y donde la dirección está en manos de la entidad tiene como cara visible al federado Alfredo De Angeli? Popelka y Bel conforman el cuerpo colegiado que deberá evaluar a quienes dirimen litigios en los que está en juego son intereses.

El otro dato, de color (amarillo), es la incorporación de Devinar por la UCA. Se trata del secretario del Concejo Deliberante que preside la dirigente del PRO, Josefina Etienot, integrante de la comunidad judicial. Un repaso por su perfil de Facebook hará notar sus vínculos con integrantes de la Justicia.