El Colegio de Abogados cuestionó la designación de Martín Carbonell

PODER JUDICIAL

El Colegio de Abogados cuestionó la designación de Martín Carbonell

La entidad cuestionó que el elegido para ocupar la vacante de Pañeda en la Sala Civil y Comercial sea un magistrado especializado en el fuero penal. Se reclamó un lugar para la abogacía en el Superior Tribunal de Justicia y se aludió la necesidad de que las vacantes de los tribunales sean cubiertas provisionalmente conforme al “orden de mérito en concursos anteriores”.

De la Redacción de Página Judicial


La Sección Paraná del Colegio de Abogados de Entre Ríos decidió expresar a través de un comunicado el malestar que causó muna designación en el Poder Judicial.

Se refirieron al nombramiento de Martín Carbonell como vocal de la Sala Civil y Comercial del Superior Tribunal de Justicia (STJ) ante la vacante que dejó Leonor Pañeda.

El documento difundido por la entidad se encargó de poner en evidencia lo que considera una grave contradicción: que Carbonell siendo un especialista en el fuero penal asuma una vocalía en el fuero civil y comercial.

“Esta institución reafirma su convicción respecto que la misma debe ser cubierta por un profesional del derecho probo, ético, formado y recto, con la suficiente experiencia en la materia, a fin de lograr cumplir con excelencia la honorífica función que se le encomienda”, dice el texto.

Y agrega: “Entendemos que todas las cualidades antes apuntadas pueden encontrarse en numerosos abogados que ejercen libremente la profesión. Sería de una sana y sabía conducta, considerar a un candidato que emerja del espacio del ejercicio libre de la abogacía, ya que en los últimos años esto no ha sido así”. El presidente del colegio, Enrique Martínez ya había repetido en varias oportunidades que sea un abogado quien ocupe un lugar en el máximo cuerpo judicial de la provincia.

Para la entidad “la especialidad de dicho profesional, en relación al cargo de vocal de la Sala Civil y Comercial, también es un tema de preocupación para los abogados y creemos firmemente que debe ser considerado y respetado, ya que la misma está estrechamente vinculada con la idoneidad exigida en la Constitución Provincial para ocupar cargos públicos”, apunta el documento que cuestiona la designación de Carbonell.

“La especialidad en derecho penal no cumple con tal requisito constitucional para ocupar un cargo en la Sala Civil y Comercial”, insiste el texto. Y añade: “La composición del Superior Tribunal de Justicia con especialidades distribuidas en salas refleja y exige tal criterio sin duda alguna”.

El Colegio de Abogados dice no desconocer la facultad del Poder Ejecutivo de proponer al candidato a ocupar un lugar en el STJ, “pero confiamos en que los poderes públicos (Ejecutivo y Legislativo) cumplan con la exigencia constitucional de idoneidad –especialidad-, estando aún a tiempo para ello”.

“Aprovechamos esta oportunidad para revalidar una postura histórica y coherente de la Sección Paraná sobre la necesidad de que las vacantes de los tribunales sean cubiertas provisionalmente conforme criterios objetivos, como ser la especialidad y experiencia en el fuero y orden de mérito en concursos anteriores. La sanción de una ley que reglamente esta problemática es de suma importancia y prioridad a los fines de evitar arbitrariedades e injusticias”, cierra el documento.