Denuncian la detención ilegal de delegados de Télam en Basavilbaso

ABUSO POLICIAL

Denuncian la detención ilegal de delegados de Télam en Basavilbaso

Cuatro trabajadores de la agencia estatal de noticias fueron detenidos en un procedimiento realizado por Gendarmería en un procedimiento enmarcado en una supuesta infracción a la ley provincial de narcomenudeo, se indicó a Página Judicial. Los trabajadores quedaron en libertad luego de permanecer seis horas bajo arresto y ahora la fiscal debe resolver si corresponde instruir una causa o archivar las actuaciones.

paginajudicial.com

De la Redacción de Página Judicial


El día de la visita del Presidente Mauricio Macri y un día después del despido de más de trescientos trabajadores de un plumazo, delegados gremiales de la agencia de noticias Télam fueron detenidos por Gendarmería Nacional en cercanías de Basavilbaso, a unos doscientos kilómetros de Paraná.

La Comisión Interna Gremial denunció que cuatro trabajadores de la agencia Télam fueron ilegalmente detenidos en un procedimiento realizado en la ruta provincial 20, en cercanías de Basavilbaso, cuando viajaban a recorrer las corresponsalías cerradas por el Gobierno nacional.

Según pudo saber Página Judicial, los delegados Emiliano Bonanotte y Jerónimo Rojas, junto con otros dos trabajadores despedidos de la agencia estatal de noticias, fueron detenidos en cercanías de la ciudad de Basavilbaso, bajo la excusa de un operativo antidroga.

“El montaje policial es parte de una acción de descrédito público destinada a deslegitimar la enorme resistencia de los trabajadores de Télam en defensa de la existencia de Télam, que está siendo desmantelada”, denunció la comisión interna a través de un comunicado.

Los cuatro trabajadores permanecieron seis horas demorados en forma ilegal en el puesto de Gendarmería, según denunció la comisión interna, luego de que se les encontraran varios cigarillos de marihuana. Si bien no fueron imputados de ningún delito, la fuerza de seguridad giró las actuaciones a la unidad fiscal de Concepción del Uruguay para que determine si corresponde instruir una causa o archivar las actuaciones. El caso quedó en manos de la fiscal Gabriela Seró.

En tanto, abogados de organizaciones sociales que asistieron a los trabajadores aseguran que no hay ningún delito y que la causa será desestimada; no obstante, advirtieron de la situación a funcionarios del Gobierno provincial.

“Se trata de un grotesco operativo para desviar la atención sobre la instalación pública que tuvo la denuncia sindical sobre la existencia de 357 despidos y la ejecución de un programa de desmantelamiento de la agencia de noticias y publicidad del Estado”, resaltó la comisión interna en otra parte del comunicado.

Hace unos días, el Gobierno despidió a 357 empleados de Télam, la agencia de noticias oficial, lo que representa más del 40% de la planta. Los trabajadores recibieron una carta de la empresa por mail anunciando que “sos parte de la nueva agencia Télam” o telegrama de despido, según el caso. También dispuso el cierre de agencias en distintos puntos del país.

Desde la jefatura de Télam justificaron los despidos al señalar que la agencia tiene “una situación económica y financiera compleja y delicada” y que está “sobredimensionada en cantidad de gente”. A través de un comunicado oficial se indicó que “en 2003 la agencia contaba con 479 empleados; en 2015, antes de que asumiera el nuevo gobierno, Télam había duplicado su plantilla y alcanzó los 926 empleados. Seis de cada diez ingresos fueron contratados para tareas periodísticas. Sin embargo, la mayoría de las incorporaciones no contaban con formación ni experiencia en el área. Confundieron periodismo con propaganda partidaria”.