Defensores de Pedro Opromolla aclaran la situación procesal

CONTRATOS TRUCHOS

Defensores de Pedro Opromolla aclaran la situación procesal

Lambruschini y Federik pusieron de relieve algunas cuestiones respecto al contador que representan. “De modo alguno se le atribuye como a otros, haber reclutado a los contratados, haber gestionado esos contratos con las modalidades conocidas, haberse quedado con los cheques o las tarjetas de débito”, explicaron. También negaron haber participado de alguna “maniobra tendiente a obstruir la investigación”.

De la Redacción de Página Judicial


Los abogados del contador Pedro Opromolla salieron a aclarar algunos puntos. Fue luego de que publicaciones en la prensa derivaran en una tensa audiencia este viernes en los tribunales en el marco de la causa de los “contratos truchos” en la Legislatura y que, según los investigadores - se habrían desviado unos 2 mil millones de pesos en 10 años.

Leopoldo Lambruschini y Julio Federik enviaron un comunicado a Página Judicial para poner de relieve la situación de su defendido, a quien se le endilga estar imputado, discusión que la comunidad judicial no ha definido criterio cuando realmente se lo está.

“Frente a los dichos ante la prensa de otros abogados defensores, que conforme el hecho descripto en la apertura de causa, la situación de Opromolla es significativamente diferente a la de otros contadores imputados”, apuntaron los letrados en referencia a la situación procesal del contador.

Y agregaron: “El hecho investigado describe una pluralidad de conductas de diferentes imputados, con diversos grados de intervención y aportes en el ilícito. Concretamente a Opromolla se le atribuye que realizaba los pagos del monotributo de algunas de las personas ‘irregularmente’ contratadas”.

Para los abogados, “de modo alguno se le atribuye como a otros, haber reclutado a los contratados, haber gestionado esos contratos con las modalidades conocidas, haberse quedado con los cheques o las tarjetas de débito de los contratados, haber participado en la recolección del dinero, haber participado en el reparto de ese dinero, haber participado en las ganancias del emprendimiento ilícito, ni haber intervenido en maniobras de lavado de dinero, con lo que su situación procesal es a todas luces diferente”.

Como así también –continuaron los abogados Lambruschini y Federik – “tampoco se le atribuye ninguna maniobra tendiente a obstruir la investigación como sí se le imputa a otros contadores, lo que ha fundamentado la disposición por parte de los jueces de la prisión preventiva”.

El 3 de octubre, los fiscales Patricia Yedro e Ignacio Aramberry, con la coordinación de la fiscal anticorrupción Goyeneche, allanaron dos estudios contables. Uno de los ellos, denominado “Integral Asesoría”, está integrado por Opromolla, Gustavo Falco y Guido Krapp.

El otro estudio involucrado en la maniobra de administrar los contratos truchos es el de Alfredo Bilbao y Roberto Ariel Faure. Realizaban, según la imputación, las mismas gestiones de los falsos contratados.

Esta semana se conoció por la prensa una vinculación comercial, en un fideicomiso, entre Goyeneche y Opromolla, que la procuradora adjunta negó tajantemente: “Es falso”. El contador no ha desmentido ni afirmado.