Castrillón llamó a no judicializar la política

JUSTICIA Y POLÍTICA

Castrillón llamó a no judicializar la política

El Superior Tribunal de Justicia puso en funciones a Martín Carbonell. Calificó al 2018 “como un año duro pero bueno” y destacó: “Dejamos de lado los gastos reservados en el Poder Judicial y por eso podemos mostrar una Justicia de pie y en marcha”. El flamante vocal aseguró que “la institucionalidad está funcionando y el Poder Judicial está haciendo su tarea y va a dar respuesta en el menor tiempo posible”.

De la Redacción de Página Judicial


“Si se judicializa la política será el fracaso de la democracia”. Esa fue la primera frase que se escuchó de un funcionario judicial luego del traumático fin de semana luego de que se conociera que todos los detenidos en el caso de los contratos truchos fueron sacados de la Unidad Penal.

La frase corresponde al presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Emilio Castrillón, y la dijo al poner este miércoles en funciones a su par Martín Carbonell. Durante la ceremonia, de la que participó el gobernador Gustavo Bordet, también se tomó juramento a Luis Pedemonte, quien asumió como defensor de Casación de la ciudad de Paraná.

Castrillón agradeció la presencia del mandatario en el Salón de Actos del Poder Judicial y destacó la labor de los poderes Ejecutivo y Legislativo “por permitir hacer realidad que la cobertura de vacantes en el Superior Tribunal de Justicia sea a través de los mecanismos constitucionales”.

El presidente del STJ diferenció además la designación de los magistrados de la Justicia durante los gobiernos de facto con los nombramientos producidos desde la recuperación del sistema democrático de gobierno en 1983 “cuando ya no se necesitó la venia de alguien”.

Tras calificar al 2018 “como un año duro pero bueno”, el presidente del alto cuerpo destacó: “Dejamos de lado los gastos reservados en el Poder Judicial y por eso podemos mostrar una Justicia de pie y en marcha”.

También recordó que al proponerse su designación como vocal se hablaba del riesgo de politizar la Justicia. Y aprovechó para advertir: “Si se judicializa la política será el fracaso de la democracia”.

Carbonell prometió desempeñarse “con lealtad y patriotismo”. Cumplida la formalidad, y por invitación de Castrillón, pasó a ocupar un lugar en el estrado.

Tras prestar juramento, el integrante del STJ dijo sentirse sorprendido por el aval del gobernador Bordet y recordó: “Hace más de 30 años que trabajo en la Justicia y este es un lugar donde es fundamental la experiencia para la conducción y el gobierno del Poder Judicial”.

Según Carbonell “la institucionalidad está funcionando y el Poder Judicial está haciendo su tarea y va a dar respuesta en el menor tiempo posible”.

De la ceremonia participaron la vicepresidenta del STJ, Susana Medina, y los vocales Daniel Carubia, Germán Carlomagno, Juan Ramón Smaldone, Claudia Mizawak y Miguel Ángel Giorgio. También estuvieron presentes el titular de la Procuración General de la provincia, Jorge García, y la Fiscal General Adjunta, Laura Zaccagnini de Gambino.

También asistieron la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero; el ministro de Economía, Hugo Ballay; y el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes; el presidente del Tribunal de Cuentas, Felipe Tomas; el presidente del Colegio de Abogados de Entre Ríos, Enrique Martínez; la titular de la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial, María Gabriela López Arango, magistrados, funcionarios judiciales, legisladores provinciales y autoridades de Fuerzas Armadas y de seguridad.