Canosa cuestionará pruebas en una audiencia pública

CORRUPCIÓN

Canosa cuestionará pruebas en una audiencia pública

Sus abogados defensores solicitaron una audiencia de exclusión de prueba. El ex presidente de la tarjeta Sidecreer está siendo investigado por un supuesto enriquecimiento ilícito y, para eso, se está indagando sobre sus movimientos económicos, viajes, gastos y el patrimonio de Canosa en comparación con el que tenía antes de llegar a la función pública.

De la Redacción de Página Judicial

En la causa por la que se investiga a Juan José Canosa por el delito de enriquecimiento ilícito se jugará este viernes otro raund. Sus abogados defensores, Raúl Barrandeguy y Candelario Pérez, solicitaron una audiencia de exclusión de prueba, que se llevará a cabo a las 10 en el salón 1 de los tribunales, según supo Página Judicial.

La instancia es, básicamente, para abordar cuestiones relativas a la prueba obtenida por los fiscales Santiago Brugo y Juan Malvasio.
En la causa se están investigando movimientos económicos, viajes, gastos –por ejemplo, a través de las tarjetas de crédito– y el patrimonio de Canosa en comparación con el que tenía antes de llegar a la función pública.

El 27 de abril se allanaron oficinas donde funcionan cuatro mutuales de Paraná que habrían sido beneficiadas con negocios por sumas millonarias durante la gestión de Canosa al frente de Sidecreer. Se trata de la Mutual Urquiza, en calle España 80; la Asociación Mutual Modelo, ubicada en Gualeguaychú 204; la Asociación Mutual del Personal del Club Atlético Pilar (Amcap), en calle Santa Fe 322; y Solidaridad Mutual Comunitaria de Entre Ríos, en calle Libertad 139.

Antes, su esposa Paula Montefiori, había quedado expuesta luego de que se allanara el 26 de enero el departamento de su madre. Fue el comienzo de su partida de la Defensoría de Menores de Paraná que ostentaba de manera interina. Ante el avance de la causa de su marido, Maximiliano Benítez le solicitó la renuncia, según reveló este medio oportunamente.

Canosa, actual asesor jurídico de la Cámara de Diputados, tiene además otra causa por negociaciones incompatibles con la función pública, donde se investiga la compra a su hermano, Carlos Alberto Canosa, a través de su suegra Mirta Gueler, de indumentaria y uniformes para Sidecreer por un valor de 262.300 dólares; y también por la adquisición a una firma Exelcom SA, de su cuñada Alicia Cuestas –esposa de Carlos Canosa– y su hermana, María José Cuestas, de insumos informáticos por 635.000 dólares.

Si bien ambas causas están vinculadas entre sí, los fiscales decidieron dividir la investigación.