Canosa afrontó la indagatoria y se vienen las declaraciones de los otros imputados

Investigación en curso

Canosa afrontó la indagatoria y se vienen las declaraciones de los otros imputados

El expresidente de Sidecreer acudió a la convocatoria de la Fiscalía y dijo lo suyo en el marco de la causa por negociaciones incompatibles con la función pública. Presentó documentos y pidió reserva de su declaración. A partir del viernes próximo declararán los otros cinco imputados en el expediente.

Oscar Londero
Para Página Judicial



Juan José Canosa prefirió el silencio, al menos con la prensa. Evitó formular declaraciones periodísticas y pidió al Ministerio Público Fiscal que se abstuviera de brindar a terceros detalles relacionados con su indagatoria, para lo que invocó el artículo 230 del Código Procesal Penal.

Lo hizo luego de que se le leyeran los cargos. Dispuesto a decir su verdad y frustrada su intención, una semana atrás, de ofrecer una declaración informativa, Canosa respondió a las preguntas de los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo.

Lo hizo como imputado por la comisión de negocios incompatibles con la función pública. Es que durante sus dos gestiones como presidente de Sistema de Crédito de Entre Ríos (SIdecreer), contrató a firmas que tienen como accionistas a familiares, amigos y allegados a su entorno familiar.

Se trata de cinco personas que fueron imputadas como partícipes necesarias, las que comenzarán a declarar desde el viernes próximo.

A partir de ese día y una vez por semana la Fiscalía formulará preguntas a cada uno de ellos. La lista incluye a Carlos Canosa (hermano del extitular de Sidecreer); a su esposa, Alicia Cuestas; a su cuñada, María José Cuestas; a su suegra, Mirta Gueler; y a Diego Urba, concuñado de Carlos y amigo de Juan José Canosa.

Los imputados integran las firmas Excelcom y Texmer. La primera proveyó insumos informáticos a Sidecrer por 635.000 dólares, mientras que la otra fue proveedora de indumentaria y uniformes por otros 262.300 dólares.

Esta mañana el ex titular de Sidecreer se presentó en la Fiscalía junto a sus defensores, Candelario Pérez y Raúl Barrandeguy, tras lo cual cumplió los trámites de rigor. Cruzó de vereda y fue hasta la División Antecedentes, donde se identificó, y luego pasó por el Departamento Médico Forense, donde un profesional constató que estaba en condiciones de afrontar la indagatoria.

Según indicó Barrandeguy ante la consulta de Página Judicial, Juan José Canosa invocó diversos documentos como elementos de prueba y aceptó sin reparo cada una de las preguntas que se le hicieron.

Barrandeguy también anticipó que seguirá con interés las indagatorias a las otras personas involucradas en el legajo, “ya que en base a la información reunida definiremos lo que sea más conveniente para nuestro defendido”.

La causa se inició a raíz de una denuncia formulada por el senador provincial Raymundo Kisser (Cambiemos-Paraná), quien además solicitó que se investigara al exmandamás de Sidecreer por presunto enriquecimiento ilícito.

En base a la prueba colectada el Ministerio Público Fiscal dispuso desdoblar el expediente. Por eso una investigación está relacionada con las negociaciones incompatibles, mientras que por cuerda separada se analiza la conformación del patrimonio de Juan José Canosa.

La medida se anunció hace una semana, durante una audiencia oral y pública presidida por la magistrada Paola Firpo, titular del Juzgado de Garantías Número 1. En ese marco se desestimó el pedido de una declaración informativa de Juan José Canosa y por eso esta mañana debió presentarse a indagatoria.